Blog de Noticias - Multigraphic

Multigraphic proporciona artículos de interés para clientes del sector gráfico.

Sustentabilidad: las claves para avanzar hacia una gestión con propósito en el mundo de los negocios

Atender las necesidades del día a día que plantea la coyuntura local y, al mismo tiempo, tener una agenda de largo plazo es el desafío de las empresas.

De desafío a oportunidad de negocios para empresas, emprendedores y hasta gobiernos. Ese es el clic que hicieron las organizaciones y en el que están trabajando fuertemente para que la sustentabilidad deje de ser materia exclusiva del área de responsabilidad social empresaria (RSE) y pase a formar parte del corazón de los negocios.

Esa fue una de las conclusiones a las que se llegó en la segunda edición de "Sustentabilidad. Hacia un mundo con propósito", un encuentro organizado por LA NACION en el Malba, en el que los referentes locales en la temática hablaron del camino recorrido y las claves a tener en cuenta para cumplir los objetivos medioambientales y sociales que reclaman cada vez más consumidores y ciudadanos.

"Es muy importante pensar en la competitividad. Tanto clientes como empleados e inversores eligen empresas que sean virtuosas. ¿Cuántas cosas hacen las empresas que ni el Estado ni la comunidad resuelven?", destacó José Luis Roces, rector del Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA), en diálogo con José Del Rio, secretario general de Redacción de LA NACION y moderador del encuentro. Roces festejó los avances en materia de sustentabilidad y destacó el rol que toma la tecnología en este nuevo contexto: "Estamos convencidos de que todos los problemas de la sociedad tienen una cuota de tecnología para resolverlo. Además, tenemos que formar cada vez más profesionales con conciencia social", sostuvo.

El académico también destacó la sustentabilidad como concepto orientador: "Reúne cosas que estaban dispersas. Pensar en la trascendencia y en el largo plazo con las dificultades que existen en nuestro entorno es muy importante". A continuación, se llevaron a cabo distintas presentaciones y paneles en los que se dieron las claves para trabajar en conceptos antes dispersos, pero hoy unidos bajo un paraguas común que incentiva a las empresas: el propósito.

1- Educar

Con casi 60 años de trayectoria en el país, desde el ITBA reconocen que la sustentabilidad plantea un desafío en la forma que se toman las decisiones. "No hay recetas, pero es necesario trabajar en una mirada común", reconoció Daniel Ryan, responsable del área de sustentabilidad y director del Centro de Estudios en Innovación Sistémica (CEIS) del ITBA.

Para eso, Ryan explicó que, por un lado, se debe trabajar a nivel cultural y, por otro, en cambios concretos en políticas empresariales y estatales para el corto y mediano plazo. Además, destacó que los desafíos más importantes están en la posibilidad de generar cambios "a nivel de patrones de consumo y producción". Para esto, dio un adelanto de los resultados de la encuesta 2017-2018 que realiza el Observatorio de Logística Sustentable de la universidad. "Algunos de los resultados preliminares reflejan que aún la práctica de sustentabilidad en las empresas argentinas tiende a ser una práctica aislada que no está integrada al negocio", destacó. Por eso la facultad integró los valores de sustentabilidad dentro de los programas de las carreras. "Aún hay mucho que hacer en la primaria y en la secundaria. Hay que incorporar la sustentabilidad y la temática ambiental en la currícula escolar", insistió Ryan.

2- Comprometerse desde la cima

"Tone at the top" es un concepto utilizado en el mundo corporativo, sobre todo en materia de ética y buenas prácticas, que determina que, para que en una empresa prevalezcan ciertos valores, tienen que ser implementados desde la cima, es decir, la alta gerencia tiene que dar el ejemplo. Con la sustentabilidad sucede lo mismo: no se pueden integrar estos cambios en la manera de hacer negocios si los CEO no los apoyan o incentivan.

Miguel Kozuszok, vicepresidente de Unilever para América Latina; Diego de Leone, gerente general de Natura Argentina; Martín Ticinese, presidente de Cervecería y Maltería Quilmes, y Martín Mandarano, CEO de YPF Luz, participaron de la jornada de sustentabilidad para contar cómo aplican el cambio desde rol de número uno.

"La sustentabilidad no es una moda, es una forma de hacer negocios", explicó Ticinese. Bajo el programa 100+sustentabilidad, Quilmes trabaja con todos los eslabones de la cadena, desde los productores de cebada hasta el producto final que llega a las góndolas. "Nos pusimos objetivos concretos. Acompañamos a nuestros 1500 productores. También cuidamos el agua, porque es un recurso esencial para el ser humano y para nuestra receta. Por eso cuidamos cuencas hídricas en peligro, como la del río Mendoza", explicó, y agregó que también hacen un fuerte trabajo con el packaging para tener envases retornables o que puedan ser producidos a partir del reciclado. Además, el ejecutivo contó que para 2025 la cervecera tiene como objetivo alcanzar el 100% de abastecimiento energético a partir de fuentes renovables.

Desde Unilever, Kozuszok explicó que la agenda de la multinacional de consumo masivo fue adaptándose y que el actual plan de sustentabilidad fue lanzado hace ocho años a nivel global y tiene por objetivo reducir el impacto ambiental a la mitad para 2020. "Hicimos énfasis en la economía circular del plástico y en temas relacionados con la alimentación sustentable", explicó, y reconoció que a medida que el consumidor va entendiendo la importancia de la sustentabilidad más logra imponer sus ideas. "Nuestro trabajo es generar conciencia y cambio de hábitos desde el diseño del producto", destacó.

3- Transformarla cultura

Natura es una de las compañías cuyo negocio nació de la mano de la sustentabilidad. Hace 35 años fue la primera de las firmas de belleza y cosmética en lanzar repuestos y 20 años atrás hizo lo mismo con los envases ecoeficientes. De Leone explicó que la firma trabaja la sustentabilidad en cuatro dimensiones: la económica, la ambiental, la social y la cultural. "La mayor transformación de los últimos años se dio en el aspecto social y el cultural, donde están las mayores tensiones entre el corto y largo plazo", sostuvo el ejecutivo. Destacó la incorporación de la licencia por paternidad por 40 días hace dos años y la nueva licencia por violencia de género que acompaña a empleadas con contención emocional y económica (con un sistema de créditos).

Desde YPF Luz, Mandarano habló de la inauguración del parque eólico Manantiales Behr, al que definió como "el primero de muchos". Y agregó: "Necesitamos ocho parques como este para poder abastecer a YPF de energías renovables". Luego contó que la empresa está firmando contratos de largo plazo en renovables con grandes compañías, pero aclaró que el futuro de la energía está en la complementariedad. "Necesitamos la energía convencional para los momentos en que las renovables no están, el sol no está o el viento no sopla. La que aparece como puente es el gas natural, que es la que mejor impacto genera al medioambiente", explicó.

4- Establecer una agenda de largo plazo

Trabajar con una agenda constante y, al mismo tiempo, atender las necesidades del día a día que plantea la coyuntura local suele ser el principal problema de las empresas. Félix Bombarolo, asesor en planificación estratégica y responsabilidad social empresaria, recomendó poner en el centro al trabajo social y trabajar directamente con los directores en un plan estratégico.

Junto a él, en un panel moderado por la periodista Carla Quiroga, también estuvo presente Javier García Moritán, director ejecutivo del Grupo de Fundaciones y Empresas (GDFE), quien sostuvo que todas las instituciones están llamadas a contribuir al bien común y que el desafío es repensar su rol. En ese sentido, explicó que la llegada de la sustentabilidad a las empresas reemplazaría a las fundaciones, dado que son estas instituciones las que permiten generar impactos con mayor escala.

Por su parte, Victoria Morales Gorleri, directora nacional de RSE para el Desarrollo Sostenible del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación, llamó a las compañías a entender que, más allá del negocio y las necesidades de corto plazo, en un mundo en el que los individuos exigen cambios, "la sustentabilidad aparece como una oportunidad para instituciones que deben entender que puede ser una excelente herramienta de negocio".

En este sentido, Francisco Murray, director ejecutivo de Sistema B, explicó que ser sustentable es algo innovador. "Todas las cosas de las que estamos hablando hoy antes no existían. La clave es entender que hablamos del negocio", concluyó.

5- Medir el impacto de las grandes ciudades

"Estamos en megaciudades definidas por la tecnología y la sustentabilidad". Ese fue el diagnóstico que estableció Gabriela Kurincic, head of research de Havas Group, quien participó de la segunda edición del encuentro de sustentabilidad organizado por LA NACION en el Malba. En una presentación especial, explicó que los grandes protagonistas del cambio no son los países, sino las grandes ciudades.

En esta línea, compartió tips con el auditorio, entre los que destacó la reinvención de la forma en la que se trabaja y la necesidad de reconectar a las personas con el mundo. "Hay una creencia que establece que para relajarnos tenemos que estar fuera de los centros urbanos, pero es una contradicción, si tenemos en cuenta que amamos las ciudades por la accesibilidad que nos dan a la cultura del mundo", explicó.

En este contexto, destacó que las marcas tienen mucho terreno por ganar dentro de las grandes ciudades: "Al 72% de las personas les gustaría que las marcas desarrollaran un papel más importante en su comunidad y el 80% consideran que los gobiernos deben impulsar el cambio", explicó la experta.

Por su parte, Fernando Straface, secretario general y de Relaciones Internacionales del gobierno de la ciudad de Buenos Aires, explicó que muchas veces los países asumen compromisos en cuanto a la sustentabilidad que son llevados a cabo por las grandes ciudades. Este fue uno de los puntos fuertes del Urban 20 (U20), que tuvo lugar a fines de octubre y que reunió a los alcaldes de 25 ciudades del mundo.

Los desafíos de las grandes urbes no solo se limitan a temáticas medioambientales, sino que cada vez son más las problemáticas sociales que ocupan la agenda de los funcionarios. Una de ellas es la inmigración. "Le ofrece diversidad a la ciudad. Es necesario planear cómo incorporarla", explicó Straface, quien destacó que desde el gobierno están trabajando en un sistema para analizar quiénes llegan a la ciudad y qué trabajos realizan.

LEER LA NOTA COMPLETA

Fuente: La Nación - 18/11/2018

Newsletter

Suscríbase y reciba nuestras novedades