Blog de Noticias - Multigraphic

Multigraphic proporciona artículos de interés para clientes del sector gráfico.

¿Qué ventajas tiene la impresión de datos variables?

Uno de los conceptos que más destaca dentro de la impresión digital es lo que se conoce como IDV, o impresión de datos variables.

Esta herramienta permite que cada página de un mismo documento pueda ser modificada en sus datos principales. Así es posible sustituir cierta información sin afectar el proceso de impresión.

Esta forma de imprimir incluye ciertos beneficios que la hacen muy conveniente para las empresas.

La impresión de datos variable y sus múltiples aplicaciones

Gracias a la impresión de datos variables es posible, por lo tanto, modificar ciertos elementos como gráficos, imágenes o texto, dentro de un mismo archivo. De esta forma se alteran sólo los valores necesarios para obtener un documento final impreso tal como se solicite.

La primera ventaja de este sistema es que funciona a la misma velocidad que el resto de las impresiones, es decir que modificar estos datos variables no hace que la impresión sea más lenta en ningún sentido. Por eso, al tener como base de información cierto archivo principal, se generan otros documentos que se ajustan al pedido de la empresa.

Esto hace que, por ejemplo, a diferentes clientes se les puedan entregar documentos similares pero con la información correcta para cada uno de ellos. Se genera una personalización del contenido muy ventajosa para el trabajo general de la empresa.

Aplicaciones de los datos variables

Este mecanismo de impresión permite generar solo la producción necesaria. Así se evita acumular impresiones que luego no se utilizan o significan una inversión innecesaria.

Pero esto no es todo. La impresión de datos variables también se aprovecha cada vez más en las estrategias de marketing. Con ella se crea una comunicación directa y personalizada con los clientes que resulta muy efectiva.

Asimismo este sistema es muy aprovechado para generar material del mismo tipo que solo debe variar, por ejemplo, en una palabra. Un ejemplo de cómo se aplica esto es en la creación de tarjetas de felicitación por el cumpleaños de un cliente o en folletos de promoción que solo varían algunos datos según la región. Así la información que es constante, como el fondo, constituye un elemento maestro; mientras que el resto son elementos variables.

Las nuevas herramientas que ofrece la impresión digital apuntan a crear producciones cada vez más valiosas para las empresas.

Newsletter

Suscríbase y reciba nuestras novedades