Blog de Noticias - Multigraphic

Multigraphic proporciona artículos de interés para clientes del sector gráfico.

4 reglas para armar un "manual de capacitación"

Los manuales de capacitación son una parte importante para enseñar a los nuevos empleados sobre una empresa, o a los antiguos empleados sobre nuevos sistemas o programas.

Debe verificar que contengan toda la información que necesita antes de comenzar, escribir teniendo en cuenta a su audiencia e intentar facilitarles el aprendizaje e incluir algunos materiales adicionales para facilitar la información..

Su manual se beneficiará si incluye imágenes y gráficos, espacio en blanco para notas, cuestionarios para revisar lo que aprenden las personas y listas de verificación de tareas importantes.

1 - Revise y recopile la información que el manual debe cubrir

Nunca escriba un manual de entrenamiento de memoria. Repase los diversos procesos y puntos de conocimiento que cubrirá su manual y asegúrese de tener claro todo. Haga una lista de toda la información importante y consulte esta lista mientras escribe el manual, verificando dos veces para incluirlo todo. Incluso omitir un pequeño paso puede confundir a sus usuarios, así que preste atención.

2 - Describa el flujo del manual de capacitación

Antes de escribir cualquier contenido, asegúrese de tener una buena idea de dónde encajarán todos los aspectos del manual. Si puede escribir secciones independientes que no se basen entre sí, este puede ser el enfoque correcto en algunas situaciones.

3 - Incluya una tabla de contenido y un índice

Incluso si el manual está destinado a leerse de principio a fin, estas secciones de navegación ayudarán a las personas cuando necesiten regresar para refrescar su memoria y estudiar lo que aprendieron. La tabla de contenido debe tener todos los títulos de los capítulos y cualquier título de sección que tenga sentido incluir. Haga el índice lo más completo posible, dándole a las personas muchas cosas para encontrar en todo el manual.

4 - Termine cada capítulo con un resumen

Siempre es útil concluir y revisar lo que se ha cubierto en un capítulo. Intente resaltar lo que ve como la información más vital que la gente debería retener del capítulo. Puede volver a mencionar los objetivos para dar a las personas la oportunidad de evaluar si aprendieron o no lo que se suponía que debían hacer.

Newsletter

Suscríbase y reciba nuestras novedades